7.8.09

Buenos días



Cada mañana nos levantamos con el delicioso deseo de tener un bello día, uno que nos acaricie con sorpresas increíbles y que nos bendiga con el bello regalo de la alegría. Es importante desayunarnos de toda esa energía que nos impulsa a vivir feliz. Mirar al cielo y observar sus colores. Saludar al vecino y sonreír al amigo que nos pasa al lado. Cada mañana se inicia una carrera a la oscuridad, hagámosla preciosa y tendremos una noche iluminada de felicidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario