6.9.09

La Barracuda



Como anhelo sentir hambre de ti. Verte caminar hacia mí, la manera como mueves tus caderas, la forma como tus piernas se desprenden de ellas, tu mirada, tu entrega, me dan unas ganas de morderte y llenarme de ti hasta quedar satisfecho. Tú sabes que hay algo en ti que absorbe cada gramo de energía de mi cuerpo, me atrae a tu piel sin chance de resistir. Me pega a tu deseo y me hace rogar por tus caricias. Tus labios rojos, brillantes. Tu aliento, tu voz. Como me pides que te rompa en dos y me meta dentro de ti y nunca salga de ahí.
Pero hoy, te veo y me siento delante de una barracuda. Una horrible y espantosa fiera que solo desea tragarme y convertirme en el peor excremento. Tu figura se desdibuja y me repele. Tu boca se saborea antes de su cena. Veo correr mi sangre en tus labios y mi corazón muerto de miedo me recuerda que debo huir.
Qué pasó con la sardina que me conquistó?
:)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario