12.10.09

Minuto a Minuto


Porque es tan duro ceder, decirme lo que sientes, tocarme, llorar ante mí. Que tan fácil te es alejarme con un gesto dar vuelta y apartarme de ti.

Por qué no escuchas mi anhelo represado. Te molesta mi llamado, mis gestos te angustian. Te veo en silencio y me siento culpable de todo lo que pienso, digo, hago.

Por qué permito que tu rudeza y tu miedo a la debilidad destruyan la ternura que cada minuto tratan de salir y hablarte cuando te veo.

Qué paso con la paciencia de cuando apenas nos conocimos, con la sonrisa permanente, con la decisión de enfrentarnos sin miedo a la incertidumbre, al futuro.

Cuándo dejamos de comprendernos y adaptarnos a cada uno de nuestros defectos.

Ya no recuerdo desde cuando, cada noche nos paralizamos, los alientos se alejan y el cuarto se oscurece lentamente al ritmo del cerrar de mis ojos.

Minuto a minuto siento que el amor se va. Dejaré de sentirlo y te iras de mi vida. Pero debo mantenerme, sobrevivir, debo prepararme para que cuando me busques no sentir la necesidad de estar ahí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario