3.9.18

Barú




Mi viejo me contaba de Cartagena, pero no solo de su historia, su belleza o su fantasía, también y con mayor énfasis sobre el ejemplo que representaba para la libertad. Cartagena fue cuna de eventos importantes para América y Colombia. En estos se luchó por la libertad de esclavizados y por la independencia de América.

Hoy los Cartageneros (todos) estamos esclavizados, pero con una cadena diferente de muchos eslabones, entre otros:
  •        La corrupción y sus hijas, la injusticia y la pobreza.
  •        La desidia y la desesperanza que la acompaña.
  •        La falta de un liderazgo serio; adherido a principios y    valores básicos, de los sectores políticos y privados.
  •   La falta de visión, la trampa del color, la falsa bacaneria y  el resentimiento y la exclusión social.
Hoy dolorosamente y en ocasiones exageradamente, somos ciudad de moda, ejemplo de ciudad casi fallida, donde la falta de liderazgo, la corrupción, prostitución, la venta de votos, la ignorancia, la flojera y  la desidia se campean a sus anchas.

Pero no debemos renunciar así no más a ese espíritu Libertario y luchador que nos precede e insistir todos juntos hasta detener el destino actual que nos oprime y que destruye nuestros sueños. No debemos renunciar a escribir una nueva Acta de Independencia y dirigir a nuestra ciudad al Progreso, a la legalidad, la justicia y equidad para todos sus ciudadanos.  



...fue la Heroica Cartagena
quien del yugo las cadenas
cual leona fiera destrozó.