1.12.19

La conspiración ambidextra


No parece una teoría de conspiración, el libreto está claro, lo es!. Pero no hablo de solo la izquierda, también la derecha. Es una conspiración ambidextra. Lo que sí se ignora y de lo que no se habla, es de esa gran mayoría, que por temor a ser “castigados” o “estigmatizados” socialmente, o por hastiados, incrédulos o “tibios”, por demás, estamos callados.

Si, callados y esperando que usted señor presidente, el presidente de todos los colombianos, de aquellos que consienten o disienten, mantenga su dignidad y su autoridad.

Siga firme, no violento. Escuche y con ponderación y serenidad entregue las soluciones adecuadas. No desespere ante la presión, no dude que esta muda mayoría, estamos y además contamos con usted.

Señor presidente le pedimos que se mantenga separado de cualquier “mano” que se extreme en promover la conflagración, la violencia. Siga sin desfallecer ni renunciar al estado de derecho, usted lo representa.

Hay demonios tentándonos, pero sepa que la mayoría que marcha pacíficamente, aunque inconformes, no cree en eso ni en ellos. Los twittees vienen de piedra y pastizales pequeños del viejo mundo. Sereno y paciente, que no tienen la fuerza que aparentan, de lejos.  No obstante, no baje la guardia. Sea precavido, inclusive en su casa hay quienes no lo quieren, pero no se descuide, algunos vecinos tampoco lo ven con buenos ojos.

La marcha es una realidad, pero no se deje presionar por violentos y profetas del fin del mundo. Sin embargo abrace la oportunidad de encontrar personas e ideas que realmente apuntan al legitimo bienestar de sus conciudadanos. Demuestre que usted gobierna para todos y eventualmente tendrá el apoyo de las mayorías.

Nunca olvide que los buenos somos más, que queremos la paz, la libertad, pero también el orden. Que entendemos que debemos convivir con las diferencias y que esto nos da el balance perfecto para encontrar consensos. Pero no se equivoque, apoyamos la democracia y aunque callados, nunca deseamos la tiranía sin importar de que “mano” viene.

Señor presidente, que Dios lo acompañe, confiamos en que lograra sacar a Colombia adelante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario