3.8.20

Ni más que la Vida ni menos que la Muerte - Introito


Introducción

“La Realidad es aquello que, incluso aunque dejes de creer en ello, sigue existiendo y no desaparece.” - Philip K. Dick (1928-1982) Escritor y novelista estadounidense.

“Un objeto visto aisladamente de la totalidad no es una cosa real.” -      Masanobu Fukuoka (1913-2008) Agricultor, escritor, biólogo y filósofo japonés.
“Es que el hombre no sólo tiene realidad, sino que es una realidad formalmente «suya», en tanto que realidad. Su carácter de realidad es «suidad». Es lo que, a mi modo de ver, constituye la razón formal de persona. El hombre no sólo es real, sino que es «su» realidad. Por tanto, es real «frente a» toda ;otra realidad que no sea la suya. En este sentido, cada persona, por así decirlo, está «suelta» de toda otra realidad: es «ab-soluta» (…) Pero sólo relativamente absoluta, porque este carácter de absoluto es un carácter cobrado’” (Zubiri, X, op. cit.,178)

En el momento de su concepción, El Hombre1 tiene su destino definido, no tiene elección, nace en este mundo y aunque suene polémico, todos sin excepción nacen en la misma realidad.

Digo polémico, porque abre el debate con respecto a que se puede debatir que la realidad de una persona que nace en medio de la miseria es diferente a la que nace en medio de la riqueza. En cierto sentido es cierto, empero, esta visión de la realidad, en mi concepto, es parroquial y estrecha, y limita el concepto de realidad a una percepción particular y a circunstancias específicas y temporales que no son de ninguna manera, absolutamente determinantes del rumbo de la vida de cualquier persona.

En este escrito, asimilaré el concepto de Realidad con la Vida. Evitando así enfocarme en circunstancias específicas o especiales.  Es decir, todos sin excepción nacemos en una única realidad, realidad que hoy llamamos la Vida. La Vida lo es todo para el Hombre y él hace parte de ella.

La Vida abarca muchas definiciones, entre otras, se ha definido como una propiedad o cualidad, como la existencia misma o el conjunto de seres y cosas.  Fenómeno que anima y da vida a la materia; la existencia y la capacidad de los seres vivos para desarrollarse, reproducirse y mantenerse en un ambiente. Surge preguntarnos si la Vida es una propiedad, un fenómeno, una cualidad, una capacidad o un ente. Sin embargo, si desprevenidamente se nos pregunta, a nosotros los que vivimos el día a día, qué es la Vida, seguro responderíamos que la Vida representa la constante y reiterada secuencia de cosas que nos pasan o nos confrontan.

Leer el párrafo anterior nos hace vislumbrar el porqué de ese irreprimible deseo de aprehender la Vida y la urgente necesidad de interpretarla. El Hombre sabe que al hacerlo puede identificarse ante ella, ubicarse en ella e Interaccionar de manera efectiva con ella.  

TRABAJO EN PROGRESO.....        


Notas al pie:
1 Sinécdoque: Con este término hago referencia por igual a: La Humanidad, al hombre, la mujer, niños y todo aquellos que compone a la humanidad.

2 comentarios:

  1. Si nos ponemos a pensar en qué es lo real y si son verdades o no; llegamos al punto en el que debemos saber cuál es en realidad la verdadera intención de toda mentira, en especial de quien miente. Como bien lo dijo Alfred Adler "Una mentira no tendrá ningún sentido a menos que sintiéramos la verdad como algo peligroso". Buena reflexión

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El Hombre está siempre en la busqueda de lo Real, de la Verdad. Lo que entendí de esa frase de A. Adler es que enfrentarnos con una mentira debemos valorar si la mentira es mejor que la verdad que intenta esconder. Especialmente, si sentimos que la verdad pura es muy peligrosa saberla. Saludos.

      Borrar