15.9.13

Modeste

                                                                        
                                                     Acrílico en tela 90 x 130

Por qué es tan difícil decir no, peor aún, por qué es tan difícil aceptarlo. Se me olvida que en el camino de sombras, somos ciegos y con cada caída se hace más duro levantarnos.

Qué me niega escuchar tú suplica, tu ruego, si en tu negativa está mí salvación. Mi orgullo y confusión no me dejan ver con claridad. Me aferro a la soberbia y acomodo mis excusas para no sentirme mal.


Mis instintos se aferran y no dejan campo para la razón ni el amor. La frivolidad y la indiferencia enmarcan mi corazón.


Deseo libertad de aquello que me esclaviza, pero mis decisiones me empujan a que su dominio sea total, y aunque múltiples opciones cruzan mi mente, el miedo y ansiedad que en mi corazón generan, no me dejan virar.


No puedo solo andar por andar, buscando sensaciones con afán, cansada, triste y sin amor que recibir y dar. Quiero caminar para crecer, para aprender y encontrar mi felicidad.


Señor ayúdame a encontrar mi pudor, mi humildad, para encontrar la fuerza para liberarme y volar.

Señor, no soy digno de ti, pero gracias por todo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario