12.11.13

Margarita novembrina y sus goldfish


Acrílico en tela 90 x 130

Para cualquier persona, ser sexy, sensual, elegante y coqueta no es excusa para irrespetarla o vulnerarla. Es un motivo para admirarla, apreciarla, cuidarla y disfrutarla.

Ser recatada no significa recortada, no debe recortar sus impulsos, debe vivirlos honesta y decentemente.

Ser juiciosa y prudente no significa no hacer lo que al vecino al parecer no le gusta. Significa que le meta sentido común,  madurez y sea consecuente para con sus actos.

Ser responsable no significa coartar su libertad de actuar y vivir, es un recorderis para que no olvide sus deberes; es decir, responder por sus actos.

Merecer placer no es comprar placer a cualquier precio. Es un privilegio que se gana con amor, bondad, respeto y reciprocidad.

Que lo bueno no es simplemente la interpretación de otro sobre la bondad. Es entregar bondad para consigo mismo, para con el prójimo y para con el Señor en cada uno de sus actos.

Que el amor llega y se queda, solo si se deja y se entrega.

Cada quién vive bajo sus métodos y protocolos de vida; pero en conclusión, viviendo libres, dignos y responsables, y sirviendo a los demás, es lo más cerca de una garantía para dejar un legado y un ejemplo de bondad y excelencia para el mañana.


Señor, gracias por mi vida y mis momentos. En algunas ocasiones, he buscado sensaciones nacidas de bajas pasiones. En otras instancias me he hundido en el facilismo y el escapismo del cobarde. Unas veces me he perdido en el egoísmo y unas cuantas y pocas veces me he sumergido en la oscuridad. Pero sin estas experiencias nunca hubiera entendido que es caminar hacia la luz. Nunca dejaré de agradecerte la libertad que nos entregaste para escoger como vivir y de esa experiencia  aprender a ser felices.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario