24.8.19

24082019


“La confrontación en ocasiones es la perfecta excusa para que tu contrincante perpetúe en su error. También es la mejor herramienta para disuadirlo de no continuar errado. ¿Pero cómo sabremos cuándo es el momento perfecto para iniciar una confrontación?

Si la iniciamos recuerda nunca olvidar tus principios y valores, tu propósito es ganar, pero no a cualquier costo, eso sería perder. Tampoco dejes de respetar a tu contrincante, su vida es tan valiosa como la tuya.  Por último, siempre mantente dispuesto a dialogar a perdonar y a intentar la paz.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario