14.4.13

Laquchu



Hoy, para una gran mayoría los sueños parecen indeseables. Generan miedos que se traducen en angustias y afanes tormentosos. Muchos piensan que su realización es imposible y otros que si intentan hacerlos realidad se le complica, in extremis, su diario vivir.

Para esa inmensa mayoría es extremadamente sencillo, fácil y suficiente, lidiar únicamente con los afanes diarios. Enfrentarse o intentar cambiar su realidad no es viable o no convenie. No se ven capaces de sobrepasar esa realidad y solo sobreviven y en ocasiones, está casi autoimpuesta impotencia, explota en violencia, depresión o escapismo.

Hay muchos que se hacen exitosos solo dando un manejo optimo y eficaz a su realidad y en ocasiones alcanzan a superar algunas de las barreras que esta les impone y alcanzan niveles de vida más saludables y provechosos. 

 Unos pocos se dan el tiempo de soñar, coloreando la vida e intentando realizar esos sueños, cambiando la realidad y  llenando de esperanza y felicidad al mundo. 

A mis hijos quienes escogerán un camino, por favor, nunca dejen de soñar y de intentar hacer esos sueños realidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario