Lo que no se inicia hoy, no se convierte en meta de mañana




La Vida nos confronta con una serie de circunstancias y situaciones que nos obliga a tomar decisiones cada vez más complejas. A medida que aumentan los desafíos y retos para, también crece la necesidad de dinamizar y elevar nuestro nivel de consciencia, en razón de las decisiones a tomar.

Lo anterior es esencial para que la vida sea sostenible y el futuro de nuestro Planeta y del Hombre sea más seguro. En un mundo que se está moviendo cada vez más rápido, es más complejo y el grado de dificultad es mayor, es urgente que el Hombre facilite e implemente estrategias, eficaces y oportunas, para adaptarse y tomar mejores decisiones.

Pero que es un Máximo Nivel de Consciencia (MNC)?. Con certeza no es solo hipersensibilidad al entorno. Es decir, ese instante cuando tus sentidos están en su máximo nivel y logras captar todo lo que acontece a tu alrededor. Me atrevería a inferir, que un (MNC), se logra al adquirir y aplicar ciertas cualidades y características, que nos muestren como  llegar a niveles mentales, emocionales y espirituales óptimos, que nos permitan percibir más allá de nuestros sentidos y nos brinde un amplio poder de decisión.

Sin orden prioritario, a continuación, relaciono algunos de los esfuerzos que pienso serían importantes para que podamos llegar a un MNC:

 

  • Implementar un sistema efectivo de educación ciudadana, donde cada individuo pueda conocer en detalle sus derechos y sus deberes. Esto seguro ayudará a lograr el efecto deseado para cualquier colectividad, donde sus individuos reconozcan y acepten reglas claras de convivencia.
  • Enseñar al individuo a conocer y comprender sus emociones y sentimientos. A manejar su proceso intuitivo. Conocer el efecto que sus emociones producen en su vida, sus decisiones y su actitud. Aprender a controlarlas y manejarlas adecuadamente, articulándolas y armonizándolas en su proceso de toma de decisiones, atendiendo principios de serenidad, respeto y amor.
  • En el ejercicio de profesar la fe, guiar a cada individuo a la estricta observancia de al menos tres de los principios o pilares en que la fe se apoya. El amor al prójimo como a sí mismo, el servicio a otros como modelo de vida y el respeto mutuo. La fe y el conocimiento son importante para un óptimo auto reconocimiento enseñándonos el camino correcto a reconocer lo que somos, nuestro lugar en el Universo y cuál es nuestro “para que” en esta existencia.
  • Promover el amor y goce por la cultura y todas sus expresiones.  La cultura con su universo de expresiones y manifestaciones invoca e inspira al Hombre; incentiva la imaginación y ayuda a encontrar la belleza, la armonía y la excelencia, ayudando al Hombre a reconocerse como un ser inteligente y civilizado.
  • Incentivar y establecer un sistema efectivo de educación, que lleve y entregue información y conocimiento aplicado de manera fácil y accesible. Esto tendrá un efecto acelerador en conquistar la ignorancia y sus dañinos efectos.
  • Conocer nuestros cuerpos, como funcionan y como cuidarlos.
  • La importancia de la colaboración y la cooperación patra que podamos como Humanidad lograr nuestro objetivo primordial.
  • Con respecto a la Naturaleza, reconocer su rol e importancia vital y esencial para la Vida en nuestro planeta. Luchar para que en el sistema de decisiones políticas y económicas globales y nacionales, este recurso se considere como primordial al legislar y tomar decisiones, de manera que ante la disyuntiva de escogencia  y observancia, se le dé mayor prioridad al cuidado,  preservación y uso eficiente de este recurso.

Sé que existen múltiples esfuerzos que se realizan hoy, pero a mi parecer lo que hoy se implementa es limitado, desarticulado con bajo impacto y sin la importancia que merece. Lo cierto es que lo que no se inicia hoy, no se convierte en meta de mañana y termina en lamento para nuestros herederos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario