25.11.11

Sopita en Botella




Tengo que confesar que hoy por un instante experimenté un episodio  similar a un coma diabético. A quién se le ocurre escuchar a Celia Cruz con su Sopita en Botella e inmediatamente pasar a Strawberry Field de los Beatles. Esto de usar audífonos, más que dañarte los oídos puede ser mortal.

Pero bueno, el tema del día no es mi coma diabético y si la importancia de que nuestra mente aprenda a asimilar la multiplicidad de cambios y eventos a su alrededor, de manera que logre sobreponerse de manera inmediata y mantenga el control y la efectividad. Hoy, la intensidad y la cantidad de eventos que nos bombardean peleando por nuestra atención es astronómica, desbordando  nuestros sentidos.

Si no es la música de fondo, es la miríada de minifaldas que se nos cruzan en frente ó los ringtones pitos, voces, cafeteras, audiovisuales, publicidad, etc. y debo mencionar los siempre inoportunos visitantes que no tienen otro objetivo que joderte la vida.


Ahora bien, los cambios se pueden asimilar sin cambiar o cambiando con ellos, lo esencial entonces, es saber cuál da el mejor resultado y redunde en el logro de tus objetivos. Pero, ojo, si no cambias te cambian. 

1 comentario:

  1. Hola Michel, cómo te encunentras?!, una pequeña visita para dejarte un saludo próximo a estas fiestas.
    Muy acertado lo que has escrito respecto a los cambios.
    Un gran abrazo, Anabella

    ResponderEliminar