30.6.17

La manguala cómplice y malvada


Nuestra mente nunca deja de pensar, aún cuando dormimos, los pensamientos llegan en forma de sueños o pesadillas. Pero la combinación del pensamiento y el miedo en ocasiones es una “combinación fatal”. Si no eres cuidadoso estos dos demonios en una manguala cómplice y malvada nos llevan a recrear futuros terribles que de alguna manera “vivimos”, sufrimos e inclusive lloramos, pero que en muchas ocasiones nunca se hacen realidad.

Y aunque nos repetimos hasta el cansancio que debemos estar serenos, pacientes y no asumir posiciones antes de actuar, casi siempre dejamos que la ansiedad, el desespero, la impaciencia y todas aquellas emociones amigas del temor dirijan al pensamiento a recrear y  visualizar (“vivir”) escenarios terribles en antelación a lo que realmente sucedera.


Será que cuando tengamos mucho miedo, podremos dejar de pensar tanto?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario